Reglamento

        "Cofradía de la Sang"      Llíria

Arriba ] Cofrades ] Mayoralía ] Estadística ] [ Reglamento ]

REGLAMENTO

DE LA COFRADÍA DE LA

Santísima SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

establecida en la Ciudad de

LIRIA

CAPITULO PRIMERO
Fin y Medios
 
Art. 1º.  La Cofradía de la Santísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo de Liria, es una asociación canónicamente constituida el año 1574 para:
 
A) Acrecentar la devoción a la Eucaristía, realidad significada por el precioso símbolo de la Sangre de Jesucristo.
 
B) Aumentar la devoción al Santísimo Cristo de la Sangre, secularmente venerado en Liria.
 
C) Informar la vida de los Cofrades con un profundo sentido PENITENCIAL, característica primordial desde el origen de esta COFRADíA y que sobresale en las celebraciones de Semana Santa.
 
D) Promover y enraizar entre todos sus miembros la Caridad y Unidad Cristianas como frutos preciosos de la Eucaristía bien vivida y de la veneración a su Cristo de la Sangre.
 
LOS COFRADES, tendrán que reunir cuatro cualidades claramente manifestadas:
 
1.ª Ser lirianos o vecinos de Liria, o estar vinculados afectivamente a esta Cofradía.
 
2.ª Sentirse por Cofrades más obligados a vivir en su tiempo un Cristianismo auténtico, claramente cimentado en la frecuente práctica de la Eucaristía y en una recia y teológica devoción al Cristo de la Sangre, imprimiendo un sello penitencial a sus vidas, con actitudes internas y externas.
 
3.ª Como fruto de estas devociones, serán testigos de Caridad y Unidad Evangélicas en el mundo en que vivan.
 
4.ª Serán Apóstoles de estas devociones a la Eucaristía, al Santísimo Cristo de la Sangre y a la Penitencia, en sus parroquias y ambientes.
 
LOS MEDIOS para conseguir estos fines serán:
 
A) El fiel cumplimiento de este reglamento que deberán tener todos los Cofrades para leerlo, meditarlo y asimilarlo.
 
B) Asistencia a todos los actos religiosos y formativos que convoque el mismo reglamento, o que la Junta Directiva, al margen del reglamento crea oportuno organizar y,
 
C) Se procurará lograr en todos y cada uno de los cofrades un espíritu creativo y emprendedor de cara a la Cofradía, de manera que todos se sientan responsables de todo lo que pertenece a la misma Cofradía y procuren cuatas empresas crean convenientes para bien y crecimiento de ella. Estas iniciativas se presentarán a la Junta Directiva en las reuniones ordinarias o extraordinarias, para que, asimiladas por ésta y siempre en perfecta armonía puedan ser llevadas a la realidad.
 
Art. 2º. La Cofradía de la Santísima Sangre de Señor Jesucristo establecida en Liria, se compone de numerarios eclesiásticos, numerarios seglares a partir de la Confirmación, siendo aspirantes desde la Primera Comunión hasta la Confirmación y los portantes de imágenes.
 
Art. 3º. La Cofradía celebrará con toda solemnidad los actos litúrgicos y procesiones de Jueves y Viernes Santos.
 
Art. 4º. El día de Jueves Santo, en la Misa “In Coena Domini”, esta Cofradía, invita a sus Cofrades a que participen de la forma más Litúrgica y Activa posible, recibiendo al Señor en la Eucaristía; a este objeto principal, procurará preparar espiritualmente a sus Cofrades.
 
CAPITULO SEGUNDO
 
De los Cofrades
 
Art. 5ª. Los que deseen ingresar en la Cofradía, presentarán solicitud a algún Cofrade o miembro de la Junta Directiva, quien lo propondrá a la Junta General, la cual antes de su aprobación se cerciorará de la capacidad del candidato para cumplir el artículo primero del reglamento. El plazo de inscripción será desde la Junta General de Pascua hasta la del primer domingo de Cuaresma.
 
Art. 6º. La Vesta que usará o traje talar negro reglamentario, será de tela reluciente de hilo negro, el cuerpo y pecho cubierto, cuello alto y vuelto de terciopelo; largo de la cola desde la cintura, 4 metros; ancho desde donde nace la cola, 70 centímetros; alto de la capucha desde la frente, 85 centímetros; grueso del cíngulo, 1 centímetro, largo, incluidas las borlas, 4 metros; color, dos partes negro y una blanco; llevará cuello y puños blancos; guantes y zapatos negros; beca roja la, noche del Jueves Santo, y negra con ribetes encarnados el Viernes Santo, y ambas noches, crucifijo con cordón rojo y morado, y hacha de viento.
 
CAPITULO TERCERO
 
De la Junta Directiva
 
Art.7º. La Junta Directiva la compondrán: el Prior, Clavario de cada año, Secretario, Depositario, Tesorero, Vocal de Relaciones Públicas, otro encargado de las andas y portantes, otro Vocal encargado del orden procesional, otro encargado del culto y limpieza y el Monitor.
 
Art.8º. Cuando la Junta Directiva crea justa alguna reforma importante o de necesidad, podrá convocar a Junta General.
 
Art.9º. La Directiva entenderá en todos los asuntos concernientes a la Cofradía, resolviéndolos conforme a su juicio.
 
Art.10. La Junta Directiva se renovará cada tres años y en dos turnos: En el primero, cesarán el Secretario, Depositario, Vocal de andas y portantes y el Vocal de culto y limpieza; en el segundo turno cesarán: El Tesorero, Vocal de Relaciones Públicas y el Vocal de procesiones.
 
Art.11. Los componentes de la Junta Directiva, no podrán ser Mayorales, pero sí Clavario.
 
CAPITULO CUARTO
 
Del Prior
 
Art.12. El Prior es el Director Espiritual de la Cofradía. Por estar radicada la Iglesia Sede de la Cofradía en la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora, desempeñará dicho cargo el Cura Párroco de la misma, asistido fraternalmente por los demás Curas Párrocos de la Ciudad.
 
Art.13. Su atribuciones son: el procurar el Bien Espiritual de todos y cada uno de los Cofrades. Asistir a todas las sesiones, para aconsejar y proponer lo que estime conveniente a la buena marcha de la Cofradía. Ordenar y presidir los actos religiosos de la misma, corregir a los Cofrades cuando no cumplan los deberes que este reglamento impone. Rezar las Estaciones en las iglesias de tránsito en la procesión del Jueves Santo.
 
CAPITULO QUINTO
 
Del Clavario
 
Art.14. El Clavario, es el Cofrade designado por sorteo el día de la Junta General que se celebre el domingo siguiente al de Pascua de Resurrección.
 
Art.15. El cargo de Clavario durará tan solo un año y por una sola vez.
 
Art.16. El Clavario en la Junta Directiva desempeña el cargo de Presidente.
 
Art.17. Será privilegio ineludible del Clavario, el llevar el Santísimo Cristo a las entradas y hasta las salidas de todas las iglesias de tránsito, sostenerlo en la Iglesia de la Santísima Sangre durante la adoración que se efectúa al finalizar la procesión de la noche del Jueves Santo, así como también en la que se realiza en la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora en la Misa “in Parasceve”. Durante la procesión del Jueves Santo, pueden participar de este privilegio los primeros Mayorales asistentes por riguroso orden de número. No podrá participar de este privilegio quien no sea Mayoral.
 
CAPITULO SEXTO
 
Del Secretario
 
Art.18. Para el cargo de Secretario, se nombrará en Junta General un Cofrade apto según el criterio de dicha Junta.
 
Art.19. El Secretario, tiene la ineludible obligación de asistir a todas las juntas que se celebren, a no ser por enfermedad o ausencia; cursar las oportunas invitaciones para las procesiones de cada año y llenar el talonario de los numerarios, firmarlos y dar cargo de ellos al Monitor; ordenar las salidas de las procesiones a los Cofrades empezando por el más moderno hasta el más antiguo sucesivamente.
 
Art.20. El Secretario, tiene la obligación de ordenar los pagos que tiene que efectuar el Tesorero; llevar un libro registro en el cual se anotarán todos los acuerdos de la Cofradía; en otro libro un extracto de las cuentas que presente el Tesorero; otro libro con las listas de los clavarios, mayorales, cofrades y portantes de las imágenes, así como lista de los difuntos que pertenecieron a la Cofradía.
 
Art.21. El Secretario, podrá corregir a todos los Cofrades que incurran en falta.
 
CAPITULO SÉPTIMO
 
Del Depositario
 
Art.22. Para el cargo de Depositario, se nombrará en Junta General un Cofrade apto, según el criterio de la misma.
 
Art.23. Será obligación del Depositario, custodiar los objetos y enseres que pertenezcan a la Cofradía.
 
Art.24. Procurará formar inventario de todos los objetos y enseres existentes en la Iglesia de la Santísima Sangre, y que pertenezcan a la Cofradía.
 
CAPITULO OCTAVO
 
Del Tesorero
 
Art.25. Para el cargo de Tesorero, se nombrará en Junta General un Cofrade apto según el criterio de la misma.
 
Art.26. Será obligación del Tesorero, llevar el libro de cuentas de la Cofradía y atender al cobro y al pago de los ingresos y gastos de la misma.
 
CAPITULO NOVENO
 
De los Vocales
 
Art.27. Para los cargos de Vocales se nombrarán en Junta General los Cofrades que reúnan las condiciones necesarias para el desempeño de las misiones que a cada uno de ellos se le asigne.
Art.28. El artículo 7º correspondiente al capítulo 3º de este mismo reglamento, podrá ser modificado en todo o en parte en cuanto al número de Vocales, según lo crean oportuno las Juntas Generales.
 
Art. 29. El Secretario, Depositario y Tesorero, abrirán una libreta de cuenta corriente para depositar los fondos pecuniarios de la Cofradía, siendo preciso la
firma por lo menos, de dos de ellos para retirar fondos.
 
CAPITULO DÉCIMO
 
Del Monitor
 
Art. 30. El cargo de Monitor, será vitalicio mientras la Junta General y el Monitor estén de acuerdo.
 
Art.31. El Monitor que también es el cobrador de la Cofradía, percibirá por sus trabajos como cobrador lo que en Junta General se acuerde.
 
Art.32. Será obligación del mismo, cobrar, a ser posible, todo el importe del talonario, antes del Jueves Santo, para que de este modo y una vez liquidado al Tesorero, éste disponga de fondos para efectuar los pagos.
 
Art.33. También será obligación del Monitor, el avisar a Juntas Ordinarias o Extraordinarias.
 
Art. 34. Actuará en las procesiones de arreglador mayor, por ser el que mejor conoce a los señores Cofrades.
 
CAPITULO DECIMOPRIMERO
 
De los Numerarios Eclesiásticos
 
Art.35. Podrán pertenecer a la Cofradía todos los sacerdotes que lo soliciten.
 
Art.36. Los Numerarios Eclesiásticos, no podrán ser Mayorales, pero sí Clavario.
 
Art.37. En la procesión del Jueves Santo, formarán inmediatamente antes del Santísimo Cristo, y el Viernes Santo con los reverendos Sacerdotes, delante del Santo Sepulcro.
 
CAPITULO DECIMOSEGUNDO
 
De los Mayorales
 
Art.38. Los Cofrades serán Mayorales cada tres años, y ocuparán en las procesiones el lugar que, por sorteo, les correspondió.
 
Art.39. El cargo de Mayoral será obligatorio. Si renunciare a tal cargo, será estudiada su decisión por la Junta Directiva, y si no satisfacen los argumentos de la renuncia, pueden decretar la pérdida del carácter de Cofrade.
 
Art.40. Vendrán obligados a satisfacer la cuota que designe la Junta General.
 
Art.41. La Mayoralía, se reunirá en Junta cuantas veces lo crea oportuno, en unión de la Junta Directiva o de los miembros que en su representación designe.
 
Art.42. Será privilegio del primer y segundo Mayoral, relevar al Clavario cuándo éste lo solicite en la conducción del Santísimo Cristo. No podrá tener el citado privilegio, quien no sea Mayoral, así como tampoco los sustitutos de Mayoral.
 
CAPITULO DECIMOTERCERO
 
De los derechos del Clavarlo y Mayorales
 
Art.43. Al Clavario le corresponde: La Cruz de la Pasión y una vesta pequeña para el portante de la misma. El traje de San Juan “de la palma”. Al que desempeñe dicho paso, al entregarle el vestido, se le advertirá de la compostura y seriedad que debe guardar y el sitio que le corresponde en la procesión: El Jueves Santo, detrás de los coros que van a la Santísima Virgen de la Soledad, el Viernes Santo, detrás de las Marías. El Clavario, la noche del Viernes Santo, formará presidiendo la Junta Directiva. El cargo de Clavario, no tiene sustituto, recae en el primer Mayoral y de éste al segundo y así sucesivamente.
 
Art.44. A los tres primeros Mayorales, les corresponde un Vestido de Maria a cada uno. Las señoras que representen este paso deberán formar en la procesión del Jueves Santo detrás de la Santísima Virgen de la Soledad y el Viernes Santo detrás de la presidencia del reverendo Clero.
 
Art.45. Del cuarto al séptimo Mayoral, ambos inclusive, les corresponde un traje de Sayón a cada uno. La noche del Jueves Santo, los Sayones formarán dando escolta a Jesús Crucificado, y en la noche del Viernes Santo, al Santo Sepulcro.
 
Art.46. A los Mayorales octavo, noveno y décimo, les corresponde a cada uno un traje de Verónica. Estas formarán, la noche del Jueves Santo en la mitad de la Mayoralía y la noche del Viernes Santo, detrás de la Santísima Virgen de la Soledad.
 
Art.47. El último Mayoral llevará en las dos procesiones el Pendón morado de la Cofradía y el penúl­timo llevará el encarnado de la Mayoralía.
 
Art.48. Los veinte primeros Mayorales tendrán la obligación de trasladar el Santo Sepulcro desde la Igle­sia de la Santísima Sangre a la Arciprestal, cuando para ello sean requeridos, y llevarlo en la procesión del Viernes Santo. Los sustitutos no podrán llevar el Santo Sepulcro.
 
CAPITULO DECIMOCUARTO
 
De la Junta General
 
Ar.49. Esta se formará por todos los Cofrades que asistan a la misma.
 
Art.50. Se celebrará Junta General el primer domingo de Cuaresma y el domingo después de Pascua de Resurrección.
 
Art.51. El orden a seguir en la Junta del primer domingo de Cuaresma será el siguiente:
 
1º. Oración al Santísimo Cristo por el aumento de la Cofradía.
 
2º. Presupuesto de ingresos y gastos para los actos a celebrar en las Semanas de Pasión y Santa.
 
3º. Admisión de nuevos Cofrades.
 
4º. Ruegos y preguntas.
 
5º. Preces al Santísimo Cristo por los Cofrades difuntos.
 
Art.52. El orden de la Junta del domingo primero después de Pascua de Resurrección será el siguiente:
 
1º. Preces al SantÍsimo Cristo por el aumento de la Cofradía.
 
2º. Lectura por el Secretario, del acta anterior y aprobación de la misma si procede  y datos estadísticos.
 
3º. Lectura de cuentas presentadas por el Tesorero para su aprobación.
 
4º. Proposiciones presentadas a aprobación por los señores Cofrades.
 
5º. Admisión de plazas pechadas y hereditarias, presentadas por los señores Cofrades.
 
6º. Discurso resumen por el señor Prior.
 
7º. Sorteo de Clavario y cuatro arregladores de la bolsa general y de los Mayorales de la bolsa de Mayoralía, para el año siguiente.
 
8º. Oraciones por los Cofrades difuntos.
 
9º. Sorteo de un crucifijo para los Cofrades presentes.
 
Art.53. Todo Cofrade que no asista a la Junta General estará obligado a aceptar los acuerdos tomados por la mayoría, perdiendo todos los derechos a reclamación alguna.
 
Art.54. Se podrá celebrar Junta General Extraordinaria cuando la Junta Directiva lo crea oportuno o lo pida la cuarta parte de los Cofrades.
 
Art.55. Todos los acuerdos de la Junta General serán obligatorios.
 
CAPITULO DECIMOQUINTO
 
De los Actos Litúrgicos
 
Art. 56. Serán actos litúrgicos de esta Cofradía: El Triduo de conferencias preparatorias para la Semana Santa; el Vía-Crucis penitencial del Viernes de Pasión; la Misa y procesión del Jueves Santo; la acción litúrgica y Santo Entierro del Viernes Santo y la Novena al Santísimo Cristo con la Misa que se celebre conme­morativa de la fiesta de la Preciosísima Sangre de Jesucristo.
 
Art.57. La procesión del Jueves Santo saldrá de la Iglesia de la Sangre y la del Viernes Santo de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de Liria finalizando ambas en la Iglesia de la Sangre.
 
Art.58. La Cofradía ofrecerá dos misas por cada Cofrade difunto, dentro del año de su óbito.
 
CAPITULO DECIMOSEXTO
 
De las Procesiones
 
Art.59. Todos los Cofrades, como penitentes, deberán asistir a las procesiones a la hora convenientemente señalada.
 
Art.60. Todo penitente deberá estar presto a salir de la iglesia, tan pronto como sea nombrado por el Secretario, y no deberá poner entorpecimiento para su salida en la procesión.
 
Art.61. Todo penitente ocupará por orden de rigurosa antigüedad en la procesión el lugar que le corresponda.
 
Art.62. Todos los penitentes echarán la cola al suelo tan pronto lo indique el Arreglador Mayor, recogiéndosela a las entradas de todas las Iglesias de tránsito, pero volviéndosela a echar tan pronto hayan salido de aquellas.
 
Art.63. Todos los penitentes que usen traje talar negro con capucha y cola, no deberán levantarse el vuelo de la cara durante la carrera de la procesión, excepto en las iglesias de tránsito y exceptuando también a los señores Cofrades con defecto en la visión.
 
Art.64. Quedan exceptuados de llevar caperuza: el Clavario, Mayorales, Arregladores, Postulantes, Portantes de imágenes. Portantes de pendones, los Numerarios Eclesiásticos y la Junta Directiva.
 
Art.65. Para mayor esplendor de las procesiones se observará el orden siguiente:
 
Las banderas; trompetas y tambores; los postulantes, que serán por derecho los últimos de la lista; el primer arreglador, que será el último nombrado por la suerte; todos los señores que no pertenezcan a la Cofradía y quieran formar en la procesión; los Cofrades que no lleven vesta; los Cofrades que no lleven caperuza; diez parejas de Cofrades, Santa María Magdalena; diez parejas de Cofrades, San Juan Evangelista; otras diez parejas, San Pedro Apóstol; diez parejas, Jesús Ecce-Homo; el segundo arreglador, que será el penúltimo que le tocó en suerte; otras diez parejas de Cofrades; la Santísima Virgen de la Soledad, las tres Marías; los Coros, San Juan con la palma; aquí formarán las señoras devotas de la Santísima Virgen de la Soledad y las que tengan promesas que cumplir; en ningún caso pueden formar las señoras desde el estandarte de la Cofradía hasta el final de ésta, por ser esta Cofradía solo de señores penitentes. El Pendón morado de la Cofradía, portado por el último Mayoral, los sustitutos de Cofrades, el tercer arreglador, que será el segundo que le tocó en suerte, sigue parte de la Cofradía, los soldados en activo que deseen formar con sus uniformes y los soldados licenciados del año anterior; Jesús Nazareno, el cuarto arreglador, que será el primero que le tocó en suerte, sigue el resto de la Cofradía. El Pendón encarnado de la Mayoralía, llevado por el penúltimo Mayoral, la Mayoralía por riguroso orden de sorteo, intercalándose en ella las Verónicas, al final de la Mayoralía, la Cruz de la Pasión, los Numerarios Eclesiásticos, el segundo y primer Mayoral, el Santísimo Cristo de la Sangre portado por el Clavario, los cuatro sayones, el benemérito Cuerpo de la Guardia Civil, la Junta Directiva, el Prior, los señores invitados y la banda de música uniformada. El Viernes Santo todo formará igual, excepto las Verónicas que lo harán inmediatamente detrás de la Santísima Virgen de la Soledad y, al final de los Mayorales, formará el reverendo Clero interparroquial y el Santo Sepulcro portado por los veinte primeros Mayorales, los Sayones y el benemérito Cuerpo de la Guardia Civil; presidencia del reverendo Clero interparroquial, las Marías y San Juan con la palma, la Junta Directiva con el Clavario presidiendo, los señores invitados y la banda de música uniformada.
 
CAPITULO DECIMOSEPTIMO
 
De los Sorteos
 
Art.66. Los sorteos que verificará esta Cofradía, son los siguientes:
 
Un crucifijo de plata para los Cofrades que participen en la Misa del Jueves Santo, con cinta de color blanco. Dos crucifijos después de la procesión del Jueves Santo, con cinta de color blanco. Un crucifijo para la Cofradía, después de la procesión del Santo Entierro y otro igual para la Mayoralía, ambos con cinta de color morado; un crucifijo para los portantes de andas después de la misma procesión, con cinta de color encarnado. Un crucifijo para los señores cofrades que asistan a la Junta General Ordinaria del domingo primero después de Pascua, con cinta de color encarnado. Y un crucifijo con cinta blanca al terminar la Misa del mes de Julio, fiesta de la Santísima Sangre.
 
Art.67. Solamente tendrán derecho al crucifijo que se sortee, los Cofrades que hayan ocupado el puesto que por derecho les corresponde en las procesiones y se encuentren presentes en el momento del sorteo.
 
Art.68. Si por enfermedad o ausencia, algún Cofrade deja de asistir a las procesiones, no tendrá derecho al crucifijo que se sortee, a no ser que con antelación y por escrito, comunique al Sr. Secretario el nombre del sustituto.
 
Art.69. Todos los señores Cofrades que asistan a la Procesión y tengan misión concreta o cargo oficial que exija lugar aparte, tendrán derecho al crucifijo si les toca.
 
CAPITULO DECIMOCTAVO
 
De los Sustitutos
 
Art.70. En el caso de que el Clavario falleciese antes de la Junta General del primer domingo de Cuaresma, se sacará de la Bolsa General otro Clavario. Y si falleciese en el interregno de dicha Junta General y el Jueves Santo, será sustituido por el Primer Mayoral asistente por riguroso orden de número.
 
Art.71. Los sustitutos de Cofrades, formarán inmediatamente después del pendón de la Cofradía, debiendo llevar todos caperuza. El sustituto tendrá derecho al crucifijo, si va en el sitio designado. Para ser sustituido, deberá estar confirmado. El cargo de arreglador, no tiene sustituto; le sustituirá otro Cofrade.
 
Art.72. Los sustitutos de Mayorales, formarán en el sitio que corresponda al Mayoral a quien sustituyen.
 
CAPITULO DECIMONOVENO
 
De los Portantes de Imágenes
 
Art.73. Los portantes, serán Cofrades Honorarios. No pagarán cuota alguna. Al portante, la Cofradía, le entregará una vesta y cordón del color correspondiente a la imagen que lleva. En ningún caso, podrá transferir el cargo a otro sin el consentimiento por escrito de la Directiva. La Junta Directiva, respetará las plazas hereditarias que se presenten de padres a hijos, hermanos y sus descendientes, siempre que la talla de altura fuese reglamentaria y la persona de buena conducta. En el caso alejado de estas condiciones, la Junta General proveerá por acuerdo definitivo las plazas que vacaren. En caso de enfermedad o de no poder asistir, el interesado lo manifestará al vocal encargado de portantes dos días antes de la procesión, para llenar los huecos improvisados. Al terminar la procesión, entregarán las cayatas  al encargado de recogerlas.
 
La Cofradía, se reserva el derecho de retirar al portante que, por no cumplir en el cargo, tenga necesidad de ello. El que no guarde estas disposiciones, no tendrá derecho al crucifijo si le tocara en suerte.
 
CAPITULO VIGÉSIMO
 
Disposiciones Generales
 
Art.74. Las Bandas invitadas, actuarán con uniforme, invitando a los Presidentes y Juntas Directivas, por medio de un oficio en el cual se les notificará los actos que les corresponde por turno en cada año, y se les pedirá que contesten por escrito su conformidad.
 
Art.75. El ingreso en esta Cofradía, trae consigo la aceptación de todo lo estatuido en este Reglamento, presentándose el Cofrade al siguiente año con la vesta reglamentaria para los cargos que se le confíen, obligándose a su exacto cumplimiento.
 
Art. 76. Las vestas de penitentes, no podrán ser usadas en actos extraños a la Cofradía. Todos los casos no establecidos en este Reglamento, se ajustarán a lo que decida la Junta DIrectiva o la Junta General más próxima.
 
ADICIÓN:
 
Este Reglamento consta de veinte capítulos y setenta y seis artículos y  fue leído y aprobado en Junta General celebrada en la Iglesia de la Santísimo Sangre, en el día tres de Julio de mil novecientos setenta y siete, festividad de la Santísima Sangre.
 
El Secretario
Jaime Yuste Pablo
 
El Prior
Rvdo. P. D. Francisco MonsorIu MoIins

 

 

Arriba ] Cofrades ] Mayoralía ] Estadística ] [ Reglamento ]